Quiniela Instantánea

“Gurises” homenajeó a docentes de la Escuela N° 800, de Colonia Delicia

Durante los festejos por el décimo cumpleaños, “Gurises Felices” incorporó una sección a la que denominó “Héroes anónimos” para homenajear a los docentes de la Escuela N° 800 “Piecitos colorados” y al establecimiento educacional de Colonia Delicia, hasta donde el equipo del IPLyC SE llevó alegría durante todos estos años. Se trata de Marilú Bermúdez, directora y maestra, y Daniel Vera, profesor de informática, quienes hace más de veinte años se asentaron en el lugar y dedican su tiempo a esa comunidad del Norte misionero.

Para Bermúdez fue doble la emoción: por el reconocimiento obtenido y porque la fiesta se realizó en Leandro N. Alem, de donde es oriunda. “La Escuela N° 800 es todo, es el desafío que la vida nos puso”, dijo la mujer, emocionada hasta las lágrimas, al recibir una placa de manos del presidente del Instituto, Héctor Rojas Decut, y el responsable de “Gurises Felices”, Marcelo Ledesma.

“Era una escuela rancho, pero allá encontramos a gente maravillosa y pudimos sacar adelante a chicos que estaban aislados. Queda mucho por hacer. Esa gente todavía nos necesita, aunque está aprendiendo a salir adelante sola. Gracias a ´Gurises´ mis chicos por primera vez vieron un payaso, un globo”, acotó.
Vera, en tanto, reconoció a todos los empleados que pasaron por “Gurises” y aseguró que “éste festejo también es de ellos”. Sobre el escenario y con su voz entrecortada, agregó que “ver a los chicos con hambre, con frío, es muy agotador psicológicamente. Hace cuatro años tuve tres infartos y le dije a mi doctor: ´no me vayas a prohibir la escuela. Posiblemente me muera si me voy´”.

Mientras a través de un video sus alumnos deseaban un “feliz cumpleaños a Gurises”, sostuvo que “cuando los conocimos nos dimos cuenta que era lo que necesitábamos. Pasamos por distintos grupos porque hace diez años que nos visitan, pero siempre fue un equipazo. Es por eso que no quisimos estar ausentes”.

Hijos, 120
Vera y Bermúdez se conocieron en 1996 durante un baile, en Oberá. Al año y medio formaron pareja y surgió la idea de hacer docencia en Eldorado “porque en esta zona había mucha demanda de maestros y a fin de año siempre nos quedábamos sin cargo porque éramos suplentes. Nos dijeron Eldorado, pero cuando llegamos era Colonia Delicia-Mado”, recordaron. A llegar se encontraron con una realidad totalmente diferente a la de la ciudad. En 1997, a Bermúdez le ofrecieron un cargo directivo “en una escuela que no era, y tuve que salir a buscar alumnos, no tenía pozo, baño, nada. Empezamos con 33 estudiantes que no tenían para comer, sin lápices, empezamos a tirar redes entre los amigos. Era cobrar, comprar lápices y cortarlos por la mitad. Y aparecieron personas solidarias de Buenos Aires, que siguen colaborando desde hace 22 años”.

A “Piecitos colorados”, distante a unos diez kilómetros del pueblo, asisten, en su mayoría, hijos de tareferos. Cuando no había escuela iban con sus papás a la tarefa pero cuando llegó el matrimonio, “las mujeres empezaron a quedarse en la casa con sus hijos. Y así fuimos armando un equipo de trabajo maravilloso con docentes muy comprometidos y cocineras que no reciben ninguna paga y lo hacen de manera solidaria por los 120 chicos, desde nivel inicial hasta séptimo grado. No pudimos tener hijos así que siempre decimos que tenemos 120”.

Admitieron que están felices en lo personal y en lo laboral, más aún, “después de haber encontrado a este grupo maravilloso que nos cambió la vida a todos. Porque nosotros le dábamos zapatos, ropa, comida, pero faltaba la alegría. Los ´Gurises´ nos visitaron todos los años en el Mes del Niño, y los chicos esperan”.
Hacen de psicólogos, cortan el cabello, festejan cumpleaños, asisten a madres que atraviesan por alguna situación de violencia. “Se hace de todo, pero la recompensa es maravillosa. Cuando me recibí no me dijeron que podía encontrar una situación tan terrible como ésta. Y fue un desafío. Era salir corriendo o ponernos la mochila de la Escuela N° 800. Y acá estamos, felices de los logros”.

Publicado en: Gurises felices, IPLyC Social

Publicar un comentario