Gordito de invierno - Lotería Unificada

Adiós Don Pastor

Mediante una nota realizada en abril de 2010 para la sección “Espíritu Emprendedor”, el IPLyC SE recuerda a Don Pastor Ortíz, permisionario de la Agencia N° 357, de Eldorado, recientemente fallecido.

“Soy un agenciero que me pongo el overol”

Ángel Pastor Ortiz es el titular de la Agencia Nº 357 de la ciudad de Eldorado. Comenzó en la actividad hace veinte años mediante una licitación pública hecha por el instituto, después de trabajar en una farmacia a lo largo de 32 años. A través del tiempo fue acumulando experiencia y sostuvo que en la actualidad y “sin temor a equivocarme creo que somos una de las agencias líderes en el Alto Paraná, cosa que sin el apoyo de mi esposa Victoria, y del equipo de personal y subagentes, no lo hubiésemos logrado”.

 

Si bien comenzar en un rubro sin conocimiento “lleva a pagar el derecho de piso”, reconoció que el hecho de haber acumulado experiencia en el trato con las personas “nos favoreció ampliamente porque el cliente quiere sentirse bien, cómodo, en el lugar que está comprando o apostando”.
Indicó que en este negocio “lo primordial es la buena atención y los pagos en término. Y con la acreditación a las 24 horas por parte del Instituto facilita poder cumplir con el apostador”.

 

Sobre los premios, comentó que “entregamos algunos interesantes del Quini 6, del Loto, el Tele Kino y el primer premio del Bingo Porá que consistía en un automóvil cero kilómetro”. Al referirse a los apostadores dijo que son “muy particulares, como en todas partes, creo. Están los que no les gusta que se les desee suerte, otros todo lo contrario. Algunos no quieren que se escuche su jugada y así sucesivamente”.

 

Recordó que cuando empezó ya estaba ubicada la agencia U y otra que posteriormente clausuraron. “Ya teníamos competencia y había que hacerse de clientes y subagentes pero tuve mucha suerte en contar desde un primer momento con personal muy capaz y experimentado, todo se fue solucionando sin inconvenientes”, agregó Ortiz, al tiempo que agradeció el apoyo del Instituto que en todo momento esta a disposición del agenciero, asesorando, ayudando, ante cualquier inconveniente.

 

También destacó la labor de su esposa que está a cargo de las sucursales ubicadas sobre avenida San Martín 726 y San Martín Oeste 2396. “Ella puede reacondicionar y dejar en óptimas condiciones un local mal puesto por otros. Fue la ideóloga de esto y es muy batalladora”.

 

Respecto a su trabajo, Ortiz señaló que “soy un agenciero que me pongo el overol. Acá adentro tengo once horas por día como mínimo. Nunca dirijo desde afuera, soy el primero en llegar y el último en irme, en apagar a luz.  Si bien es un trabajo agotador, se justifica”.
Publicado en: IPLYCSE, Quinieleros

Publicar un comentario