El desafío del Siglo XXI

Sabemos que no es fácil. Pero estamos convencidos de que con voluntad, cooperación y respeto, siguiendo el objetivo común de proteger al apostador lograremos regular el juego en todas sus modalidades.

Eduardo Torres. Pte. IPLyC SE

La era digital y el avance de las tecnologías impactaron en toda la sociedad y, también, en el mundo del juego: las nuevas modalidades online crecieron considerablemente en los últimos años al punto de ocupar los primeros lugares en las estadísticas de comercio electrónico, compitiendo con las actividades pioneras del rubro como operadores turísticos o el transporte aéreo.

Pese a las prohibiciones y las reglas que le imponen los gobiernos, el mercado de Apuestas Online en Internet sigue creciendo al compás del avance de la tecnología, gracias a su carácter de actividad transfronteriza y a la consolidación de un sistema en el que parecen convivir lo legal y lo prohibido.

Muchos países del mundo, entre ellos España, han decidido reglamentar y no prohibir el Juego por Internet, lo que permitió a ese país aumentar considerablemente los ingresos públicos en ese rubro.

La Lotería de Misiones, advirtió esta Printnecesidad de aggiornar el rol de los reguladores del juego a los tiempos que corren al observar que el avance de este tipo de juegos es inevitable: es muy difícil y complicado bloquear o interferir la penetración de ofertas extranjeras que operan sin licencia en el país y por ende sin pagar canon ni impuesto alguno y permitiendo que el dinero de nuestros apostadores se desvíen a otras arcas, imposibilitando que retorne en obras y servicios en la provincia.

Esas plataformas tampoco cuentan con control de ingreso de menores, restricciones a ludópatas y control de lavado de dinero, al menos en cuanto a leyes argentinas se refiere.

Consideramos que la manera más efectiva de encarar los juegos online no es prohibiéndolos, sino estableciendo las pautas y normas que permitan el control a través de pautar el diseño de las plataformas y reglamentar los usos de las mismas.

Si como Estados Provinciales ofrecemos a nuestros jugadores plataformas de juego seguras, que cumplan con los criterios de Juego Responsable y de protección al consumidor, los jugadores nos elegirán por encima de otras ofertas que no brindan esas garantías. De esta manera, protegemos a nuestros ciudadanos, dejamos las ganancias en el país y cumplimos con nuestro rol como reguladores.

Con esa visión decidimos otorgar licencias iniciando un camino que sabíamos lo haríamos al andar. Así, ingresamos a un área absolutamente nueva, que exige nuevas miradas y nuevos paradigmas.

Con el correr de los años estos primeros pasos nos permitieron adentrarnos en las problemáticas a las que nos enfrentamos, que si bien estaban definidas inicialmente, fueron cambiando a medida que avanzamos en experiencia, desarrollo y la masa crítica de jugadores.

Puntualmente nos referimos a: la cuestión de las jurisdicciones, el sistema de control interno y el porcentaje de canon.

Fue así que se implementamos un plan de trabajo tendiente a:

  • Fortalecer y adecuar nuestra organización interna orientándola a estos nuevos objetivos: se conformó un equipo y un área específica de Juegos On Line integrada por un Departamento Técnico y un Departamento Administrativo.
  • Se redactó un nuevo Marco Regulatorio Interno para la concesión de licencias, teniendo dos importantes referentes: la Ley 13/2011 de España y GLI con sus estandares GLI19.
  • Se implementó una estrategia nacional para concretar alianzas con otras loterías provinciales en el marco de ALEA (Asociación de Loterías Estatales de Argentina) en el intento de consensuar políticas tendientes convertir a la Argentina en un mercado común de apuestas. Concretamente propusimos a ALEA un acuerdo que:
  • Establezca un canon mínimo consensuado que pagarán los operadores.
  • Respete el origen de las apuestas. Es decir que la provincia que otorga la licencia pague a la provincia donde se generó la apuesta, el mismo canon que percibe del operador, menos los gastos. El porcentaje que se cobrará por el concepto “gastos” también será consensuado.
  • Implemente un Sistema de Control Unificado (SCI). Para que cada provincia esté el tanto del monto de las apuestas que se realizan en su jurisdicción, se implementará este SCI, al que todas tendrán acceso para realizar el control y seguimiento del origen de las apuestas.
  • Para lograr que estas plataformas de juego hablen un lenguaje común, se establecer estándares administrativos y técnicos para el otorgamiento de Licencias; para la homologación de las plataformas de juego y los sistemas seguridad, juego responsable, lavado de dinero, ludopatía y publicidad, para las plataformas a utilizar.
  • Para lograr que todo este sistema funcione, para ponernos de acuerdo en los estándares técnicos, el control unificado y otras cuestiones, proponemos que en el marco de ALEA se cree una Comisión Permanente de Control y Seguimiento (CPCS) específica de Juegos Online, integrada por representantes de todas las jurisdicciones, cuyas facultades y conformación serán determinadas en forma conjunta y consensuada entre todas las jurisdicciones.

Esta propuesta no fue tratada con la seriedad y celeridad con la que consideramos necesarias, por lo que trazamos una estrategia diferente:

A modo de conclusión

Para ejercer nuestro rol de reguladores en juegos transfronterizos es necesario establecer mecanismos de control diferentes a los tradicionales. El ideal sería la regulación e implementación de un mercado común de apuestas argentino que permita a todas las provincias “hablar el mismo idioma” en el desarrollo de plataformas al tiempo que facilite un régimen de control unificado. Ésta es la tendencia en Europa, donde se están realizando reuniones entre los reguladores de varios de sus países para avanzar en esa idea.

Sabemos que no es fácil. Pero estamos convencidos de que con voluntad, cooperación y respeto, siguiendo el objetivo común de proteger al apostador y regular el juego en todas sus modalidades se puede lograr.

Conclusiones

Para ejercer nuestro rol de reguladores en juegos transfronterizos es necesario establecer mecanismos de control diferentes a los tradicionales. El ideal sería la regulación e implementación de un mercado común de apuestas argentino que permita a todas las provincias “hablar el mismo idioma” en el desarrollo de plataformas al tiempo que facilite un régimen de control unificado. Ésta es la tendencia en Europa, donde se están realizando reuniones entre los reguladores de varios de sus países para avanzar en esa idea.

Sabemos que no es fácil. Pero estamos convencidos de que con voluntad, cooperación y respeto, siguiendo el objetivo común de proteger al apostador y regular el juego en todas sus modalidades se puede lograr.